Si su hogar tiene algún tipo de caldera, ya sea de gas, petróleo o eléctrica, probablemente haya escuchado el consejo de que la mayoría de las calderas deben ser reparadas una por año. Si compró su caldera de una compañía de buena reputación, entonces hay una buena posibilidad de que cuando firmó el contrato, haya incluido una garantía en la que el precio del servicio anual de la caldera estuvo cubierto por un período limitado. Sin embargo, si su caldera no venía con una garantía que cubriera el servicio anual, o si su garantía está a punto de caducar, es posible que se pregunte si una caldera de gas necesita o no un servicio y, de ser así, ¿por qué?

La respuesta breve es sí, debe reparar su caldera al menos una vez al año, ya que es uno de los equipos más importantes de su hogar, y se perdería sin ella. Muchas personas confían en su caldera para su calefacción y agua caliente, que son elementos esenciales en cualquier propiedad moderna.

Es especialmente importante que revise su caldera de gas regularmente, porque si las calderas de gas no se controlan cuidadosamente, pueden volverse peligrosas. Las fugas de gas pueden presentar un riesgo de explosión si se producen en un espacio que no está bien ventilado, y el gas que se utiliza en las calderas puede ser dañino para los humanos si se inhala en cantidades significativas. Es poco probable que una caldera bien mantenida presente alguno de estos riesgos, por lo tanto, esta es una de las razones más importantes por las que debe hacer que su caldera sea revisada anualmente, y esta es la razón por la que solo debe tener su servicio de caldera por un técnico de servicio que esté calificado para trabajar con gas.

Una fuga lenta de gas también resultará en un aumento notable de sus facturas de energía en comparación con su promedio; ¡su factura podría ser enorme, incluso si no usa su caldera de gas con regularidad! Si solo recibe una factura de gas una vez al año, podría tener una fuga de gas lenta durante todo un año antes de notar cualquier discrepancia en su factura, en comparación con los años normales. Si ocurre una fuga lenta y la fuga proviene de su caldera, entonces es poco probable que su proveedor de gas sea comprensivo con su situación. El mantenimiento regular podría ayudarlo a detectar una posible fuga mucho antes.

Además de detectar cualquier fuga de gas, un ingeniero de servicio de calderas también podrá verificar que su caldera funcione de la manera más eficiente posible, y que podrá resistir los rigores del uso intensivo durante el invierno más frío. Asegurarse de que su caldera funcione de la manera más eficiente posible lo ayudará a mantener su factura de gas lo más baja posible, porque esto significará que casi nada del gas que está pagando se desperdicia en subproductos. Asegurarse de que su caldera esté lista para el invierno puede evitar que se quede en el frío si su caldera se rompe.

Deja una Respuesta