¡Una compañía de mantenimiento de hornos generalmente se inunda con llamadas desde la primera noche que la temperatura del clima se hunde! La gente enciende su horno por primera vez desde el invierno pasado, y hay un problema. Su horno no funciona. Pero no tiene que ser así. Si un profesional mantiene su horno, puede estar seguro de que su horno suministrará calor cuando más lo necesite. El mantenimiento regular del horno vale la pena y debería ser una parte importante del mantenimiento y mantenimiento de su casa.

No importa qué combustible quema su horno. Podría quemar madera, petróleo, gas natural o propano. Todos estos combustibles queman o queman combustible y es importante verificar los quemadores, el intercambiador de calor y los sistemas de ventilación. Un equipo mal mantenido puede causar una acumulación de monóxido de carbono, un gas mortal ya que es inodoro y incoloro . La exposición a bajos niveles de monóxido de carbono causa una variedad de síntomas como debilidad, náuseas, vómitos, dolor en el pecho y síntomas similares a la gripe.

El monóxido de carbono ingresa a su hogar debido a un mal funcionamiento en el quemador del horno y los sistemas de ventilación.

Una inspección profesional de su equipo es una parte importante de su mantenimiento anual. El intercambiador de calor en su horno es responsable de aislar los productos de escape de gases venenosos del aire en su hogar. Un chequeo debe incluir la inserción de un osciloscopio en el intercambiador de calor para verificar si hay grietas, que si se encuentran antes deben ser direcciones. Sin un mantenimiento regular, no podría detectar estas grietas muy pequeñas. Sin embargo, con el tiempo, estas pequeñas grietas se harán cada vez más grandes permitiendo que entre más monóxido de carbono en su hogar.

El mantenimiento de su horno también debe incluir una limpieza del horno

La limpieza de su horno es importante para eliminar la suciedad, que es un enemigo de su horno y de su calidad de aire interior. Los intercambiadores de calor secundarios se obstruirán si no se mantienen limpios. También hará que disminuya la eficiencia del horno, consuma más combustible y aumente las temperaturas en el sistema de ventilación, tal vez hasta el punto de que sea inseguro.

La limpieza regular del horno & # 39; incluye la verificación y eliminación de escombros alrededor del soplador, la carcasa y los conductos de drenaje internos. También debe inspeccionar todos los componentes vitales de seguridad de su horno, como los interruptores de presión, los interruptores de despliegue, el ventilador de ventilación, el motor del ventilador interior.

Un horno bien mantenido que haya recibido un servicio de mantenimiento programado regularmente y reparaciones de un profesional con licencia garantizará que su horno funcione con la máxima eficiencia y mantenga su hogar cómodo y cálido cuando más lo necesite.

Deja una Respuesta