Comprar un calentador eléctrico por infrarrojos es una idea sensata para conservar energía, ahorrar dinero y proteger el medio ambiente. Sin embargo, es muy importante mantener el calentador infrarrojo adecuadamente para obtener un alto rendimiento y una durabilidad duradera.

En este artículo discutimos las siguientes cosas que deben considerarse al operar un calentador infrarrojo eléctrico para garantizar un rendimiento duradero.

Verifique regularmente los cables de alimentación y los enchufes

Verifique que los cables de alimentación tengan un aislamiento adecuado. El uso prolongado conduce a un debilitamiento y desgaste que puede provocar un cortocircuito. Compruebe la toma de corriente enchufando un aparato que funcione correctamente y comprobando el disyuntor. Además, mientras no esté en uso, desconecte el calentador.

Evite conectar el calentador con un cable de extensión, ya que podría provocar una sobrecarga (sobrecalentamiento) en el cable y un riesgo de incendio eléctrico.

Limpiar el filtro

Limpiar el filtro según las especificaciones de la empresa. En general, debe limpiarse una vez al mes. Limpie el filtro con agua tibia haciendo correr el agua en la dirección opuesta del flujo de aire hasta que el agua salga limpia. Si es necesario, use un jabón suave para lavar platos. Después del lavado, deje que el filtro se seque por goteo. Evite cualquier otro método de secado, por ejemplo, usar una secadora.

Mantenga el material combustible alejado cuando esté en uso

Los calentadores infrarrojos causan un calor considerable cuando funcionan. Por lo tanto, existe una gran probabilidad de riesgos de incendio. Mientras usa el calentador, mantenga todos los objetos inflamables (combustibles) alejados del calentador que puedan incendiarse fácilmente, como almohadas, muebles, papeles, telas ligeras, cortinas, combustibles como queroseno, gasoleno y otros productos químicos. Manténgalos a una distancia no menor de 3 pies de los lados y la parte trasera del calentador. Mantenga el calentador en un lugar seguro después de que se enfríe.

Revise las ruedas y las ruedas (si las hay)

No todos los calentadores infrarrojos tienen ruedas y ruedas. Algunos tienen ruedas, mientras que otros tienen ruedas. Si el calentador tiene ruedas, verifique su funcionalidad. Verifique si hay rodamientos de bolas desgastados. Haga que las ruedas sean reparadas según lo especificado por el fabricante. Verifique si hay ruedas desgastadas.

Limpie y limpie los exteriores

Limpie el exterior del calentador con un paño suave y húmedo. Evite el uso de alcohol, abrasivos para limpiar el calentador. Tenga mucho cuidado para evitar que entre agua en el interior del calentador. Use un paño limpio y seco para limpiar la parrilla delantera y la olla de escape.

Las baterías del control remoto deben estar libres de corrosión

Si no quiere usar el calentador por un período prolongado, retire las baterías del control remoto del compartimiento de la batería. Esto evitará mantener la batería agotada en el control remoto, la corrosión en el control remoto y el consecuente mal funcionamiento.

Por lo tanto, siempre que mantenga su calentador infrarrojo con la debida precaución siguiendo el manual del usuario suministrado por el fabricante, el calentador durará hasta la cantidad de años asegurada o incluso más. Te darás cuenta de que fue una buena compra que valió la pena su dinero que viene con un alto rendimiento y una durabilidad duradera.

Deja una Respuesta