Una de las peores partes del verano es lidiar con la humedad. La humedad es el resultado de demasiado vapor de agua en el aire, lo que produce esa sensación pegajosa e incómoda que todos hemos llegado a odiar.

Deja una Respuesta