Todos los propietarios deben buscar algunos consejos de compra de hornos antes de salir para reemplazar este importante electrodoméstico. Después de todo, dependerá de su horno durante los días más fríos y los días en que hace un poco de frío. Entonces, ¿cómo hacer para comprar el horno adecuado? Aquí hay varios consejos para tener en cuenta:

Asegúrese de que las especificaciones del horno satisfagan exactamente sus necesidades. Uno que sea demasiado pequeño no calentará su casa lo suficiente, y uno que es demasiado grande podría causar otros problemas porque se encenderá y apagará con más frecuencia. Esto aumenta su factura de calefacción, hace que las piezas se desgasten más rápidamente y crea cambios de temperatura incómodos. Además, si sus conductos de aire están diseñados para un horno más pequeño que el que compra, el flujo del aire puede ser bastante alto en toda la casa.

Elija un contratista conocido y confiable para comprar e instalar su horno. Algunas compañías pueden tratar de venderle una unidad que es demasiado grande para su casa simplemente porque cuesta más. En cambio, desea a alguien que le ajuste el horno correcto para que no tenga que gastar demasiado en nada.

Considere la eficiencia de los hornos que mira. Hoy en día, la eficiencia energética es una de las estadísticas más importantes que debe tener en cuenta cada vez que compre un electrodoméstico importante, especialmente uno que alimentará los principales sistemas de su hogar. Consulte la calificación anual de eficiencia de utilización de combustible del horno. Este es un porcentaje que le dirá cuán eficientemente usa la energía. Este número es especialmente común entre los hornos de gas.

Decida si necesita un horno de gas, un horno de aceite o un horno de bomba de calor. En muchos casos, simplemente querrá reemplazar el horno que tiene ahora. uno del mismo tipo

Piense en las diversas opciones que están disponibles en los hornos y decida cuáles necesita, cuáles le gustaría tener y cuáles no. Por ejemplo, es posible que desee considerar instalar sopladores de velocidad variable en su horno para que el aire se mueva lentamente a través de su hogar, lo que genera menos ruido en momentos en que no se requiere tanto calor. También resulta en menos problemas para mantener la temperatura a un nivel cómodo dentro de su hogar. Las salidas de calor variables y los dispositivos de filtración de aire también son características que debe considerar.

A menudo le ahorrará dinero a largo plazo para reemplazar su horno más temprano que tarde. Los hornos viejos no funcionan al nivel de eficiencia que los que se hacen hoy en día, por lo que es posible que desee considerar reemplazar un horno viejo simplemente por su antigüedad.

Si no está seguro de si la mejor opción es reparar o reemplazar un horno, llame a un técnico de confianza para que revise su horno. Los problemas como el bajo flujo de aire pueden ser tan simples como la necesidad de cambiar el filtro. Sin embargo, si un componente principal del horno se ha apagado, probablemente sea hora de reemplazarlo.

Deja una Respuesta